EDMONDO DE AMICIS












Enlaces/Links

Edmundo de Amici: 
https://es.wikipedia.org/wiki/Edmondo_De_Amicis

Corazón
Diario de un niño: 
https://es.wikipedia.org/wiki/Coraz%C3%B3n:_Diario_de_un_ni%C3%B1o


LOS 4 DRAGONES - Cuento folklórico de China


Según una leyenda, hace mucho tiempo, cuando no había ríos ni lagos en la Tierra sino solamente el mar del Este, donde habitaban cuatro dragones: el Gran Dragón, el Dragón Amarillo, el Dragón Negro y el Dragón Perlado.

Un día, los cuatro dragones volaron desde el mar hacia el cielo para jugar con las nubes. Saltaban de nube en nube y se escondían los unos de los otros. 



De pronto uno de los dragones dijo a los demás:  “¡Por favor venid rápido a ver esto!”. “¿Qué sucede?” preguntaron al unísono los otros tres dragones, y se acercaron para mirar lo que el Dragón Perlado señalaba.                                           

 Vieron que abajo, en la Tierra, había una multitud de personas ofrendando panes y frutas y quemando incienso. Entre el gentío se destacaba una anciana de cabellos blancos, estaba arrodillada en el suelo con un niño pequeño atado a su espalda. Ella rezaba: “Dios de los Cielos, por favor, envíanos pronto la lluvia para que tengamos arroz para nuestros niños”.


Desde hacía mucho tiempo no había llovido. Los cultivos se había ido secando, la hierba estaba amarilla y la tierra se había resquebrajando bajo el sol ardiente.

 “¡Cuán pobre es esta gente!”, dijo el Dragón Amarillo y luego, con gran pena agregó:  “morirán si no llueve pronto”. 
                                                                       
El Gran Dragón asintió. Entonces propuso:  “Vayamos a rogarle al Emperador de Jade para que haga llover”. Dicho esto desapareció entre las nubes dando un salto.



 Los demás dragones le siguieron y los cuatro juntos volaron hacia el Palacio del Cielo.


El Emperador de Jade era muy poderoso, a su cargo tenía tanto los asuntos del Cielo como los de la  la Tierra. Al emperador no le agradó ver llegar a los dragones repentinamente sin haberse anunciado. Y un tanto indignado les preguntó: “¿Qué hacéis aquí? ¿Por qué no os comportáis como es debido y os quedáis en el mar?”.


Entonce el Gran Dragón se adelantó y le dijo: “Los cultivos de la tierra se secan y mueren, su majestad. Le ruego que envíe pronto la lluvia”.                                             


El emperador le contestó: “Está bien, primero volved al mar, ya mañana les enviaré la lluvia”. Los cuatro dragones le agradecieron y se fueron muy alegres. Pero pronto entristecieron al ver pasar diez días sin que una sola gota de agua cayera del cielo.


La gente sufría muchísimo, las personas habían comenzado a comer raíces, y luego, cuando ya no hubo más raíces, comenzaron a comer arcilla.                                                                        
Al ver esto esto, los dragones se pusieron muy tristes, confirmaron que el Emperador de Jade sólo se preocupaba por su propio placer y nunca se tomaba a la gente en serio. Sólo ellos cuatro podían ayudar a la gente, pero, ¿cómo hacerlo?.

Mirando hacia el vasto océano, el Gran Dragón dijo tener la solución. ¡Habla ya!” le dijeron los otros tres dragones,  “¿de qué se trata?. 

El Gran Dragón les dijo entonces:  “Mirad, en el mar donde vivimos abunda el agua. Podríamos llenar nuestras bocas con agua y arrojarla hacia el cielo, entonces caería como si fuera lluvia y así se salvarían la gente y sus cultivos”.  “¡Buena idea!”, le dijeron los demás aplaudiendo.

Después de unos instantes de silencio el Gran Dragón advirtió a los otros: “Si el emperador se entera nos castigará”. “Haría cualquier cosa con tal de ayudar a la gente” dijo el Dragón Amarillo. El Gran Dragón le respondió: “Entonces comencemos. De seguro no nos arrepentiremos”.

El Dragón Negro y el Perlado no se quedaron atrás y volaron hacia el mar para llenar sus bocas de agua, luego la dejaron caer sobre la Tierra. Los cuatro dragones iban y venían y el cielo se oscureció de tanta actividad. Al poco tiempo,  el agua del mar, que caía como si fuese lluvia, comenzó a estenderse por la Tierra.

La gente saltaba y gritaba de alegría: “¡Llueve, llueve! ¡Los cultivos se salvarán!”. Las espigas de trigo y el sorgo se enderezaron. El Dios del Mar descubrió lo que estaba sucediendo e informó de inmediato al emperador.  El Emperador de Jade se enfadó muchísimo y dijo: “¿Cómo se atreven los cuatro dragones a dar lluvia sin mi permiso?” Furioso ordenó a las tropas del Cielo apresaran a los cuatro dragones.

Los dragones, cansados y además en número muy inferior al de las tropas del emperador , no pudieron defenderse y pronto fueron apresados y llevados prisioneros al Palacio del Cielo.
Entonces el emperador ordenó al Dios de las Montañas: “Ve y pon cuatro montañas sobre los cuatro dragones, para que nunca más puedan escapar”.  El Dios de las Montañas, utilizando su magia, hizo que cuatro montañas enormes volaran por el cielo y cayeran sobre los cuatro dragones.

A pesar de tan tremendo castigo, los dragones no se arrepintieron jamás de sus actos, por el contrario decidieron que iban a ayudar eternamente a la gente. Y sin más,  ayudar a su pueblo, los dragones se convirtieron en ríos, los cuatro ríos más grandes de China.


En el norte está el Dragón Negro, conocido como el río Heilongjiang; el Dragón Amarillo o río Huang He, fluye por el centro del país. El Gran Dragón representa al río Yangtsé o Río Largo, también atraviesa parte del centro del país. El sur  del país está surcado por el Dragón Perlado, el río Zhū Jiāng, también conocido con el nombre de Río de las Perlas o el río Perleado.                                                                                                                                                                 Los Cuatro Dragones bañan con sus aguas vastas zonas, rodean montañas, atraviesan valles y cruzando el territorio de oeste a este, desembocan en sus propios hogares, los inmensos mares que bañan las costas de China.

LOS CUATRO DRAGONES CHINOS
AL NORTE EL DRAGÓN NEGRO

EL DRAGÓN AMARILLO EN LA ZONA 
NORTE DEL CENTRO DEL PAÍS


EL GRAN DRAGÓN 
EN LA ZONA SUR DEL CENTRO DEL PAÍS

EL DRAGÓN PERLEADO
EN LA ZONA SUR DEL PAÍS


Enlaces/Links

Río Heilongjiang:https://es.wikipedia.org/wiki/Heilongjiang
Río Huang He / Río Amarillo: https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Amarillo

Río Yangtsé/Río Largo: río Yangtsé
Río Zhū Jiāng/Río de las Perlas: https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_de_las_Perlas